Buscar:

El negocio de Botín: Santander absorbe Banesto a la mitad de precio de la OPV de 2002


Con tibieza. Así ha recogido la bolsa la noticia de que Banco Santander engulle a Banesto a un precio de 3,73 euros por acción. La filial se quedó este lunes 19 céntimos por debajo del precio ofertado por la matriz, que lejos de recoger las hipotéticas bondades de una operación que, según Santander, generará unas sinergias de 520 millones de euros, perdió un 1,2%. ¿Tiene sentido para los accionistas del hijo Banesto aceptar el canje por títulos del padre Santander? Estas son las claves para tomar la decisión adecuada.

-Más ruido que nueces en el precio. Si se toma como referencia el precio de cierre del pasado viernes, la prima del 25% que paga Santander puede parecer suculenta. Pero no lo es tanto si se tiene en cuenta que los 3,73 euros por título es el precio al que cotizaba Banesto a finales de marzo. Por lo tanto, la primera lectura es que la oferta supone para sus accionistas recuperar casi nueve meses de minusvalías.

Conviene no olvidar que tras la subida del 18,4% de ayer, Banesto sigue acumulando unos números rojos del 5% en lo que va de año. Y desde que empezó la crisis los accionistas del banco pierden un 75% de su inversión. “El precio es más llamativo que atractivo”, asegura el analista Alberto Roldán.

Para muchos accionistas históricos del banco, la oferta de Santander es un pobre consuelo. Es exactamente la mitad de lo que pagaron hace exactamente diez años los inversores que compraron acciones de Banesto en la oferta pública de venta (OPV) a 7,5 euros por acción. En la práctica, la operación de noviembre de 2002 supuso la vuelta a bolsa de Banesto, que hasta ese momento cotizaba con un free float insignificante del 1%.

La oferta no recibió el ‘placet’ de los grandes inversores institucionales. Banesto tuvo que rebajar el precio de la operación, que partió con una horquilla de precios entre los 9,94 y los 8,18 euros. Para evitar el fracaso de la operación, Banesto cambió de planes y colocó el 80% de las nuevas acciones en la red. Muchos de esos accionistas siguen hoy en el capital.

-Tengo minusvalías. ¿Qué hago? Hay dos posibilidades. Una es aceptar el canje por acciones de un grupo mucho más líquido y capitalizado como Santander, pero dentro de un sector con tan poco sex appeal como el bancario. La otra posibilidad es vender las acciones en el mercado a un precio muy cercano al de la oferta y hacer liquidez o cambiar de apuesta en bolsa.

Los analistas consultados por Bloomberg otorgan a Santander un precio objetivo de 5,85 euros, totalmente en línea con el precio de mercado. Con 12 recomendaciones de venta y 9 de compra, la división de opiniones está servida. “Acudir al canje supone entrar en una entidad sistémica, con un potencial alcista reducido en la bolsa y que sufre las dudas sobre la evolución de un mercado tan importante para el grupo como el brasileño. No tiene sentido”, explica Roldán.

En BPI, que da a Santander un precio objetivo de 7,05 euros con recomendación de comprar, la expectativa es exactamente la contraria. “La operación tiene todo el sentido para Santander”, asegura Javier Barrio, que cree que la operación supone para el grupo que preside Emilio Botín el camino más corto para “recuperar cuota de mercado nacional frente al crecimiento de otras entidades como CaixaBank”.

-Tengo plusvalías. ¿Compensa cambiar de valor? La acción de Banesto vivió en septiembre el primer gran rally del año. Desde los mínimos del año a 2,05 euros, el valor saltó hasta los 3,41, en gran parte gracias a los rumores muy fuertes de absorción por parte de Santander, que ahora se ven confirmados.

Los que compraron acciones de Banesto en verano, en plena depresión del valor, y hoy acumulan plusvalías que pueden alcanzar el 80%, se enfrentan a la posibilidad de vender ahora sus acciones y eludir la reforma fiscal que partir del año que viene castiga las ganancias obtenidas en bolsa en el plazo máximo de 12 meses.  Si no creen que el canje es la mejor opción, pueden vender antes del 31 de diciembre y evitar tener que tributar a partir del uno de enero al tipo marginal, que puede llegar al 52%.

Para quienes crean que sí hay valor convirtiéndose en accionista de Santander, no hay prisa. A los doce meses desde el momento de la compra podrá vender en las mismas condiciones que hasta ahora.

http://www.cotizalia.com/en-exclusiva/2012/12/18/el-negocio-de-botin-santander-absorbe-banesto-a-la-mitad-de-precio-de-la-opv-de-2002-7576/

Artículos relacionados

Sin comentarios

RSS de los comentarios. TrackBack URI

Deja un comentario

XHTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>